martes, 29 de agosto de 2017

¿Se viene la Guerra Santa islámica?

Página Siete, El Día, La Patria, SudamericaHoy, EJU, Mundiario

¿Los atentados terroristas contra occidente son el inicio de la Guerra Santa islámica? ¿Son los primeros indicios?
Aunque algunas personas lo creen así, probablemente no lo sea, ya que las proporciones de una guerra convencional son mucho mayores. Como los yihadistas no tienen la capacidad bélica ni el territorio para declararla, lo hacen de la forma más cobarde, que es el terrorismo.
Es una guerra desigual, en menor escala, pero guerra al fin. En tanto haya una víctima inocente, es una contienda, más aún si un grupo terrorista se adjudica el hecho.
Los yihadistas buscan sembrar el miedo y desestabilizar al planeta. Sus principales enemigos son EEUU, Europa, Israel y Rusia. Su base ideológica está en contra la democracia, las sociedades liberales, las libertades ciudadanas, el libre pensamiento, y el mundo libre y civilizado. Están en contra todos los principios y valores alcanzados por occidente a través de siglos. En todo lo contrario a lo que ellos son: primitivos.
Sus lideres utilizan a muchachos desclasados, marginados y carentes de sentido de identidad tan desorientados que están dispuestos a dar sus vidas por la causa. Un ejemplo son los jóvenes autores de los asesinatos en Barcelona y Cambrils. Los adoctrinan asegurándoles que al inmolarse, encontrarán su recompensa en el paraíso, por tanto entregan ciegamente su vida. Todo lo contrario a los valores occidentales donde lo que más se valora es la vida.
Para estos fanáticos religiosos -que interpretan el Corán a su manera- la Guerra Santa es la lucha armada para imponer el islam a la fuerza. Los yihadistas, buscan restaurar el islam fundamentalista en los países musulmanes y extenderlo en el mundo. Para ellos existe un solo Dios que es Alá y un profeta, que es Mahoma. Por tanto, el infiel o el que lo insulte, debe ser decapitado. Su posición es de un peligroso maniqueísmo. Para aquello, pretenden crear una estructura política que lo sostenga y mantener un Califato o Estado de fe musulmana.
El yihadismo se ha convertido en la peor amenaza para occidente. El mundo tembló el 11 Sep cuando Al Qaeda mató a 3.000 personas y desde entonces no han dejado de cometer ataques terroristas. Ahora el grupo más visible es el autoproclamado Estado Islámico, aunque no representa a todos los musulmanes. En sus filas hasta cuentan con niños que ejecutan a los infieles. Desde el 2004, los yihadistas han asesinado en Europa a 660 personas.
Los peores delitos que han cometido, sin embargo, han sido en los mismos países musulmanes como Irak, Siria o Afganistán. Estos siguen siendo de la manera más cruel y primitiva. Identifican a los infieles y los decapitan en público y tiran sus cabezas como pelotas, violan a mujeres y niños para que se conviertan, apedrean a las adulteras, y los espectadores graban aquellas atrocidades en sus celulares y los suben al internet, lo cual enorgullece a los terroristas por su enfermizo afán propagandístico. Para cualquier persona sensata, resulta incomprensible que utilicen el terrorismo para adoctrinar o conseguir adeptos.
Sus tácticas, al principio, fueron espectaculares cuando utilizaron aviones contra edificios emblemáticos, ahora simplemente alquilan una camioneta y atropellan y matan a la gente en la calle.
Hay millones de musulmanes viviendo en Europa. Ante las guerras, principalmente la de Siria, Europa abrió sus puertas a emigrantes musulmanes. Para ellos es un arma de doble filo ya que no saben a ciencia cierta cuan fundamentalistas son. Estados Unidos, al contrario, los está rechazando.
Lo grave es que el terrorismo continuará. Y los gobernantes el mundo lo saben. Se desconoce hasta que extremo llegarán. Los Estados deberían destinar mayor parte de su presupuesto para la seguridad de sus habitantes.

sábado, 12 de agosto de 2017

BOLIVIANOS QUE NO APOYAMOS A MADURO

Página Siete, El Día, La Patria, La Voz de Tarija,  EJU, SudamericaHoy, Mundiario

Me tomo la libertad de escribir en nombre de los bolivianos sensatos defensores de las libertades ciudadanas y democráticas, los que rechazamos la violación de los DDHH, las matanzas a opositores pacíficos, las detenciones ilegales, por ende, la tiranía de Maduro en Venezuela.
Que el presidente Evo Morales apoye al dictador Maduro no significa que todos los bolivianos lo secundemos. Evo no representa a la mayoría de mis compatriotas.
En la reciente reunión del Mercosur, Morales dijo que el presidente venezolano fue "electo por el voto del pueblo", que "hay que defenderlo" y se abstuvo de suscribir la Declaración Conjunta. En su twitter ha escrito: “Dale duro, Maduro”.
El ex presidente Jorge Quiroga, junto a otros ex mandatarios garantizaron con su presencia en Caracas el exitoso plebiscito organizado por la oposición donde votaron 7.2 millones de venezolanos para que Maduro no convoque a la Constituyente. Poco le importó al dictador la voz de la mayoría. Y tras un fraude anunciado posesionó, entre gallos y media noche, a 545 asambleístas que sesionarán por tiempo indefinido, cambiarán la Constitución para que Maduro se perpetúe en el poder y adquiera el poder absoluto como todo dictador.
Tuto reunió a los líderes de la oposición boliviana y publicaron un pronunciamiento en que reconocen la Asamblea Nacional elegida legalmente; piden la disolución de la Asamblea Constituyente; que se llame a elecciones de alcaldes y gobernadores y se convoque a una elección presidencial. Declaración que otras sociedades civiles deberían emular.
Cualquier ciudadano boliviano juicioso se adscribe a dicho pronunciamiento.
¿Qué persona en sus cabales puede apoyar una Constituyente inconstitucional y fraudulenta cuyo manipuleo de votos ha sido confirmado por Smartmatic, la empresa de gestión electoral de Venezuela?
Hasta la fecha cuarenta países entre ellos EE.UU, la UE y la mayoría de los Latinoamericanos, han rechazado la elección. Incluso el Vaticano ha solicitado que se suspenda la Constituyente. De igual manera los cancilleres en Lima.
Es más, EE.UU, Colombia, Canadá, México, Panamá y Perú aplicarán sanciones. Estas tendrán que ser muy sutiles para no afectar a una población desesperada.
La Casa Blanca – que ha incluido a Maduro en la lista de los actuales dictadores- ya impuso sanciones económicas. Congeló los activos de Maduro en EEUU.
También impuso penalidades a trece jerarcas del partido que tienen cuentas en EEUU que alcanzan a cientos de millones de dólares.
Es mas, Trump anuncio que sancionaría a Venezuela con la compra del petróleo. Sería un error, porque terminaría de asfixiar al pueblo venezolano y profundizaría la peor crisis humanitaria de su historia.
Países que apoyan la Constituyente son Bolivia, Nicaragua y El Salvador que aun creen en la fracasada y obsoleta Revolución Bolivariana y que probablemente quieran seguir sus pasos, lo que les da muy mala imagen.
Maduro está obsesionado con permanecer en el poder para escudarse porque no tiene donde asilarse. Tal vez Cuba, Corea
o Bolivia lo reciban, aunque aquí sería rechazado por la mayoría de los bolivianos.
Como muestra del descontento y división dentro de la FFAA, hace un par de días un capitán y sus hombres se sublevaron y asaltaron una base militar. Esto dio como resultado 2 muertos y 8 detenidos. La Fuerza Armada Bolivariana controló la rebelión.
Lo más probable es que el dictador sea enjuiciado por delitos de lesa humanidad de lo que no podrá salvarse.
Con la Constituyente en funcionamiento, será difícil que de un paso al costado.
Le será, sin embargo, imposible gobernar con una sociedad polarizada y aislado del mundo. Así que esperamos que tarde o temprano -mejor temprano- caiga.

miércoles, 9 de agosto de 2017

La lectura es mágica dice Veronica Ormachea

Verónica Ormachea

“La lectura es mágica”



VERÓNICA ORMACHEA FIRMANDO AUTÓGRAFOS.
La periodista Verónica Ormachea quien presenta la cuarta edición del libro “Los Ingenuos”, ganadora el premio nacional de novela, a tiempo de invitar a los paceños a la pasar por la feria, señaló que la lectura es mágica capaz de transportarnos en el tiempo. 
“La lectura es mágica, especial, te hace vivir otras vidas es fantástico lo disfrutamos plenamente. Tengo la esperanza de que la gente lea, ya que es fundamental para abrir los horizontes de una persona y para crear mundos nuevos y visiten la feria que es fundamental porque están los autores y es cuando más libros se venden”, dijo.
En la firma de autógrafos que realizaba la autora, agradeció a sus lectores ya que dijo que ellos son los jueces y los únicos que miden lo que leen.
OBRAS
“Los ingenuos” es la historia de una familia oligárquica que sufre los avatares de la revolución de 1952, les quitan todo y viven presos. 
“Los Infames”, que es la segunda edición en Bolivia y tercera en España, cuenta la historia de Hochschild. “Siempre hubo la imagen de que él (Hochschild) era un respetador de los mineros, pero más bien una suerte de Schindler de los judíos, en Bolivia”, dijo la autora.

sábado, 24 de junio de 2017

UN SCHINDLER BOLIVIANO? Georg Ismar, Agencia Alemana de Prensa DPA






UN SHINDLER BOLIVIANO? Georg Ismar Agencia Alemana de Prensa DPA

Zweiter Oskar Schindler? Sensatios-Fund zum deutschen Minen-König in Bolivien

Moritz Hochschild wanderte aus Biblis in Hessen nach Bolivien aus und wurde dort einer der reichsten Minenbesitzer. Als die Nazis an die Macht kamen, sorgte er dafür, dass tausende Juden nach Südamerika flüchten konnten. Jüngst aufgetauchte Dokumente gelten als Sensation.
Moritz Hochschild: "Er hat so viele Leben gerettet"
Moritz Hochschild: "Er hat so viele Leben gerettet"
 hat ein Problem. "Eigentlich bräuchten wir deutschsprachige Historiker, die die ganzen Dokumente mit uns aufarbeiten", sagt der Direktor des Archivo Minero. Er weiß, was es heißt, verfolgt zu werden. Während der Militärdiktatur in den 1970er Jahren saß er sieben Jahre lang in bolivianischen Gefängnissen. 
Heute hütet er einen Schatz - und kann es kaum glauben, was sich da für ein Mosaik zusammensetzt, wie viele verfolgte Juden durch eine Flucht nach  womöglich vor den Gaskammern gerettet wurden. 

Moritz Hochschild: "Oskar Schindler Boliviens"

Es geht um einen aus Deutschland stammenden Mann, Moritz Hochschild, der mit Zinn in Bolivien ab 1921 reich wurde - und tausende Juden mit falschen Pässen und Schiffspassagen nach Südamerika holte. Ramírez nennt ihn den "Oskar Schindler Boliviens". "Aber eigentlich ist der Vergleich schief, Hochschild hat sogar bis zu 10.000 Juden gerettet."
El Alto, Bolivien. Es ist gar nicht leicht, in den staubigen Straßen auf 4100 Meter Höhe in dem Wirrwarr anonymer Häuserblöcke das Archiv der bolivianischen Minengeschichte zu finden. Zur Kolonialzeit beuteten die Spanier die Silberminen in Potosi aus, den Cerro Rico, den reichen Berg. Der Legende nach konnte man mit dem Silber eine Brücke bis nach Spanien bauen - und mit den Knochen der gestorbenen Indigenas eine Brücke zurück nach Bolivien. Silber, Zinn, Erz, neuerdings Lithium - an Bodenschätzen besteht kein Mangel. Ein Mangel bestand aber jahrhundertelang bei der Archivierung der Quellen. 

Aufbau eines nationalen Minen-Archivs

Ramírez zeigt Fotos, wie hier bis vor ein paar Jahren Berge mit Dokumenten in einem Hinterhof lagerten - unter freiem Himmel. "Wir haben 30 bis 40 Prozent verloren." Sein  war, dass 2003 Carlos Mesa Präsident wurde, ein Historiker. Er sah sich den ganzen Schlamassel in El Alto auf dem Gelände der seit der Revolution 1952 staatlichen Bergbaugesellschaft Comibol an und sagte: "Das müssen wir retten." Per Dekret wurde der Aufbau eines nationalen Minen-Archivs angeordnet - und es gibt das notwendige Geld, unter dem aktuellen Präsidenten Evo Morales 70 Millionen Bolivianos (8,8 Mio. Euro). 
Es wurde ein modernes Archivgebäude gebaut - mit Außenstellen gibt es heute 40 Kilometer an Akten. Allein in El Alto lagern 47 000 Pläne von Minen, immerhin zwei Millionen Arbeiter haben seit 1500 in den Minen Boliviens geschuftet. Und während Ramírez sich mit einem Team von 40 Mitarbeitern an die Rettung der Dokumente machte und alles ordnete, stießen sie auf Primärquellen, die sie staunen ließen. 
Archivdirektor Edgar Ramirez
Archivdirektor Edgar Ramirez
Vor der Verstaatlichung dominierten drei Männer das Minengeschäft im Andenstaat: Simón I. Patiño, Carlos Aramayo und Moritz Hochschild. Letzterer wurde 1881 im hessischen Biblis geboren, der Jude stammte aus einer Ingenieurfamilie und studierte in Freiberg (Sachsen) Bergbau. 
Bolivien war damals mit seinem Rohstoffreichtum ein gelobtes Land, schnell stieg er hier zu einem der erfolgreichsten Unternehmer auf. Mehrere Gänge im Keller des Archivs umfassen heute gerettete Akten zum Hochschild-Imperium. Aber die 32 Ordner mit hunderten Briefen zu Hochschilds Mission "Judenrettung" werden hier gesondert gelagert. 

"Wir haben (...) zwischen 9000 und 10.000 Juden reingebracht"

Sie gelten als so bedeutend, dass die Unesco sie nun zum historischen Welterbe erklärt hat. Besonders nach den Pogromen im November 1938 forciert Hochschild die Fluchtorganisation, er reist mehrfach nach Europa, um ganze Koffer mit gefälschten bolivianischen Pässen zu überreichen, berichtet die Schriftstellerin Verónica Ormachea Gutiérrez, die eine Novelle über diese außergewöhnliche Geschichte dieses etwas in Vergessenheit geratenen Mannes geschrieben hat. 
Hochschild hat damals - auch wegen seines Reichtums - beste Kontakte zu Präsident Germán Busch, dessen Vater auch Deutscher war. Busch toleriert Hochschilds Einwanderungspläne. Dieser gründet die Fluchtorganisation Sociedad Protectora para Israelitas (SOPRO). Auf ihm gehörenden Ländereien bietet er eingereisten Juden eine Tätigkeit in der Landwirtschaft an, aber viele finden keine Arbeit in dem ihnen so fremdem Land. Und bei der Bevölkerung regt sich bald Widerstand. 
In einem Brief schreibt Hochschild 1939 an Kontaktmann Dr. Eisner in London: "Die bolivianische Regierung gibt momentan keine Erlaubnis für die Immigration weiterer Juden, da sich schon jetzt in Bolivien 3000 Juden ohne jede Arbeitsmöglichkeit befinden." Doch wenig später scheint der Stopp wieder aufgehoben worden zu sein - am 30. April 1940 schreibt er an einen Mr. James Rosenberg in New York: "Wir haben (...) zwischen 9000 und 10 000 Juden reingebracht." 

Hochschild wird entführt, seine Minen verstaatlicht

Allerdings habe man nicht das Versprechen einlösen können, dass alle das Land kolonisieren - die meisten lassen sich in La Paz nieder, was dort zu einem Anstieg des Antisemitismus führt. Hochschild spricht sogar von bis zu 30 000 Juden, die er ins Land bringen wolle - doch mit Ausbruch des Zweiten Weltkrieges kommen die Pläne zum Erliegen. 
MENNONITEN IN BOLIVIEN
Wo Deutsche wie im 17. Jahrhundert leben
Video (3:32 Min.)
Bezahlte Hochschild tatsächlich alle Schiffspassagen? Woher kamen die Juden? Wie wurden sie ausgewählt? Stimmen die Zahlen? "Vieles ist noch nebulös", sagt Archivleiter Ramírez. Man steht ganz am Anfang, die Briefe müssen erst einmal digitalisiert werden. Schriftstellerin Ormachea Gutiérrez hat sich mit vielen Nachfahren in Verbindung gesetzt, die ihr schrieben: "Wir sind die Söhne der geheimen Pässe Hochschilds." Eine Anspielung auf die klandestine Fluchtoperation. 
Zinn war im Krieg heiß begehrt, für Töpfe und Konserven, um das Militär zu versorgen. Hochschild verdiente viel Geld. Ihm war danach das Glück aber nicht mehr hold, in Bolivien wurde er 1944 entführt, später wurden seine Minen dann enteignet und 1952 verstaatlicht. 

"Er hat so viele Leben gerettet"

Er ging zurück nach Europa und starb 1965 einsam in einem Pariser Hotel - er liegt auf dem Friedhof Père-Lachaise begraben. Natürlich war Schindlers Einsatz mit einem für ihn ungleich größeren Risiko verbunden - er ließ Listen mit Namen von mehr als 1200 jüdischen KZ-Insassen tippen, die er für seine als kriegswichtig eingestufte Metallwarenfabrik im besetzten Polen als Arbeiter anforderte. 
Aber auch Hochschilds Leben und Wirken bietet etwas für einen spannenden Filmstoff. "Ich verstehe nicht, warum es kein Monument zu seinen Ehren gibt. Er hat so viele Leben gerettet", meint Ormachea Gutiérrez. Immerhin: In Biblis gibt es eine kleine Hochschildstraße.
Georg Ismar/DPA

TRUMP DESTRUYE LEGADO DE OBAMA

Martes, 20 de junio 2017


Página Siete, El Día, La Patria, El Periodico, SudamericaHoy, Eju, Mundiario.           


Ahora se trata de Cuba. Obama restableció relaciones entre La Habana y Washington el 2014, interrumpidas durante medio siglo, y dejó un legado histórico sin precedentes.
El nuevo presidente de EEUU ha derogado el Obamacare; se negó a firmar el Acuerdo de París contra el calentamiento global; y ahora socava los avances entre Cuba y la Casa Blanca logrados por su antecesor que no benefician a nadie.
Trump, con un aires de la Guerra Fría, anunció en Miami ante los cubanos expatriados y la prensa, acciones unilaterales que tomará Washington respecto a La Habana. Una promesa de campaña cuya aplicación será en próximos meses. 
Lo hizo de la manera más burda y desatinada ya que existen canales diplomáticos. Nuevamente careció de las más elementales reglas de la diplomacia. Buscaba aplausos, que falta le hacen.
El gobierno de Castro rechazó la retorica hostil y apostó por el diálogo con respeto. 
Donald Trump, en reclamo de la defensa de los derechos humanos, de no apoyar el monopolio económico de los militares y de promover la iniciativas privadas, anuncio medidas restrictivas que entorpecen la comercialización y las inversiones de EEUU en la isla. 
Dijo que se limitaran los viajes personales de sus compatriotas a la isla, aunque no prohibió los vuelos ni los cruceros. Tampoco restituyó la política de los “pies secos, pies mojados” que permitía a los cubanos entrar ilegalmente a su país. Mantuvo las remesas y no cerró la embajada.
Trump también anunció que se aplicaran restricciones contra el turismo y el comercio.
En los cinco primeros meses de este año, 285.000 estadounidenses fueron a Cuba. El año pasado 4 millones de turistas la visitaron y dejaron sus divisas lo que significa un ingreso fundamental.
Las medidas también afectan al país del norte. El grupo Engage Cuba estima que restringir visitas de estadounidenses para viajar e invertir en la isla, significaría US 6.6 mil millones a la economía de EEUU y afectaría a 12.295 empleos en dicho país.
La Perla del Caribe, a apenas a 90 millas de la costa de EEUU, se convirtió en una suerte de mito para el mundo por la histórica revolución castrista, cuyo país, por el bloqueo de Estados Unidos, aún no se ha modernizado. Un ejemplo es que la gente se traslada en automóviles de los años 50, lo cual fascina a los visitantes. 
Ocurre que el 60% de los negocios en Cuba están en manos del conglomerado militar cubano Grupo de Administración Empresarial (GAESA).
Este grupo, dirigido por el yerno de Raúl Castro, el General Luis A. Rodríguez, controla casi alrededor de 50 compañías. Este incluye hoteles (como la cadena Meliá), empresas de importación exportación, supermercados, gasolineras, compañías de alquiler de autos, y la nueva terminal de contenedores en el puerto de Mariel, entre otros. 
Lo grave es que la mayoría de las actividades económicas está ligadas al gobierno que da fuentes de trabajo a sus ciudadanos. El prohibir su funcionamiento no sólo impide el ingreso de divisas sino que el pueblo cubano podría perder sus empleos.
Trump insiste en promover a los pequeños empresarios que son propietarios de un café  o que confeccionan poleras, pero se ignora aún si podrán seguir con sus negocios.
En torno al Embargo de 55 años, Trump reiteró la oposición de EEUU a los esfuerzos de la ONU para levantarlo. Esto significa que el Congreso estadounidenses difícilmente lo levantará. Las posibilidades están más lejanas que antes de dictar las erróneas medidas.
El hecho es que todos llevan las de perder. Esperamos que de a poco se abran espacios para emprendedores independientes.